Franja-Ayuno-PW.png

21

DÍAS DE

AYUNO &

ORACIÓN

Ayuno congregacional 2021

A lo largo de la historia Dios convoca a su pueblo a períodos de ayuno. A veces es por alguna crisis, otras por un enfriamiento espiritual en la iglesia, otras para consagrarnos a un propósito suyo de gran importancia. En estos tiempos Dios busca una re-conexión con su gente. Un ejemplo clave se encuentra en Joel 2:15-18

Toquen trompeta en Sion, proclamen ayuno, convoquen asamblea. Reúnan al pueblo, santifiquen la reunión, junten a los ancianos, congreguen a los niños y a los que maman, salga de su cámara el novio, y de su tálamo la novia… Y el Señor, solícito por su tierra, perdonará a su pueblo.

Después de todo lo que atravesamos en el 2020, nuestro corazón requiere una pausa, un tiempo para reencontrarnos con el Señor. De eso se trata este ayuno. Queremos reducir el ruido que nos distrae, negar a nuestra carne sus antojos y simplificar nuestra existencia—todo ello para hacernos más fácil recuperar la comunión con el Señor.

Un ayuno convocado por Dios es prioridad para todos; él quiere que cada uno participe, porque cada uno es importante para él. Te animamos a tomar parte, en la medida que puedas, de este Ayuno y Oración 2021.

Y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará… Mateo 6:4,6

 

¿QUÉ ES EL AYUNO BÍBLICO?

El ayuno bíblico puede definirse como abstenerse de comer con fines espirituales.  No comer por perder peso o razones médicas no es un ayuno bíblico. Debe haber una motivación espiritual para que sea un ayuno como lo vemos en la Biblia.

 

La practica de este “sacrificio” se constituye en un ejercicio espiritual que agrada a Dios, que aflige el alma y nos hace humillarnos ante Él, haciéndonos crecer en fortaleza, sabiduría, madurez espiritual, y grandes victorias a quienes lo acostumbran.

 

¿POR QUÉ AYUNAMOS?

Dios considera importante el ayuno. Ayunamos para quitar los ojos de las cosas de este mundo y buscar a Dios en oración, adoración e intercesión.

  • Crecemos en nuestro entendimiento espiritual. 

  • Aplaca nuestro orgullo, debilita nuestra carne. 

  • Nos volvemos más receptivos a lo espiritual. 

  • Entendemos y obedecemos lo que el Espíritu Santo nos está hablando.

Muchos de nuestros héroes de la fe lo hicieron:

  1. Moisés ayunó estando en la Presencia de Dios al recibir las tablas del Pacto  por 40 días. (Deut. 9: 9-18) 

  2. David ayunó por una intervención milagrosa y sanidad (2 Samuel 12:16 y Salmo 35:13)

  3. La Reina Ester, Mardoqueo y los judíos ayunaron al escuchar la noticia del malvado complot de Amán para su exterminio (Ester 4:3).

  4. Nehemías ayunó por confesión, arrepentimiento y favor ante los ojos del rey para ir y reconstruir los muros de Jerusalén (Nehemías 1:4).

  5. Daniel ayunó pidiendo perdón y misericordia por el pueblo (Daniel 9:3-5; 10:2-3) 

  6. Jesús, después de ser ungido por el Espíritu Santo, fue llevado al desierto para ayunar y orar durante 40 días (Mateo 4:2).  Durante el Sermón del Monte, Jesús dio instrucciones específicas sobre cómo ayunar (Mateo 6: 16-18).  "Cuando ayunas ...". Es importante  resaltar que no dijo, "Si ayunas ...". Al parecer Jesús asumió que sus seguidores ayunan.

  7. La iglesia primitiva ayunó mientras adoraba y entregaba su ministerio al Señor.  También buscaron al Señor a través del ayuno como guía y confirmación durante el nombramiento de ancianos (Hechos 13: 2, 14:23).

Hay varios tipos de ayuno, desde el ayuno total (donde no se come ni se bebe nada), hasta diversos ayunos parciales. Lo que todos tienen en común es que le negamos a nuestra naturaleza humana sus caprichos y apetitos. 

El ayuno que recomendamos a la iglesia es conocido como el ayuno de Daniel.

En aquellos días yo Daniel estuve afligido por espacio de tres semanas. No comí manjar delicado, ni entró en mi boca carne ni vino, ni me ungí con ungüento, hasta que se cumplieron las tres semanas. Daniel 10:2-3

 

En este ayuno comemos sólo lo necesario para tener fuerza para el trabajo y actividades cotidianas. Lo que eliminamos es todo aquello que apela a nuestros gustos y apetitos. 

PUEDES COMER:

Todo tipo de frutas y vegetales

Granos (avena, arroz integral, etc.) 

Leguminosas (frijoles, lentejas, garbanzos) 

Nueces (crudas, sin procesar) 

 

(Niños y personas con problemas de salud pueden añadir carnes blancas, leche, queso y huevo con moderación.) 

EVITA:

Carne (de cualquier tipo) 

Productos animales (leche, yogurts, queso, huevo, mantequilla, etc.) 

Comida chatarra (Dulces, papitas, refrescos, etc.) 

Aceites, grasas y condimentos. 

Alimentos procesados (harinas blancas, etc) 

Cualquier tipo de entretenimiento (TV, Internet, Redes Sociales, etc.) ​

 

EL AYUNO DE DANIEL

 

OTROS TIPOS DE AYUNO.

Ayuno de Entretenimiento: Se refiere a dejar de utilizar o hacer aquellos que disfrutas o te encanta. Abstenerse de utilizar las redes sociales, videojuegos, TV.

 

Ayuno de Alimentos Chatarra: Consiste en dejar de ingerir alimentos chatarra como dulces, refresco, papas fritas, etc.

MEDIDAS DE PRECAUCIÓN PARA EL AYUNO.

  • En ayunos prolongados, no ayune solo con agua, es recomendable acompañarlos con jugos naturales de frutas o verduras frescas, que tienen vitaminas minerales y enzimas.

  • No es recomendable que una mujer embarazada o en lactancia ayune.

  • Si nunca has ayunado, te recomendamos NO HACER EL AYUNO TOTAL. Ve paso a paso incrementando tu forma de ayunar de menos a más.

  • Tampoco las personas que tienen hipoglicemia, diabetes u otra enfermedad crónica, si lo hacen, debe ser bajo supervisión medica.

  • Se debe consumir fibra antes y después del ayuno, pero nunca durante el ayuno.

  • No se fatigue ni se ejercite demasiado cuando ayune, procure descansar, baje el ritmo de esfuerzo físico.

  • Después del ayuno procure los alimentos ligeros como jugos y frutas, en pocas cantidades por lo menos durante dos o tres días. 

  • Para terminar el ayuno NO consuma alimentos grasosos, ni muy condimentados, no consuma carnes, ni leche, ni huevos. Comience poco a poco con fruta y verdura en pequeñas cantidades.

 
 

PREGUNTAS FRECUENTES.

1. ¿Cómo me preparo antes del ayuno? 

  • Disminuir las porciones de comida unos días antes de comenzar un ayuno le indica a nuestra mente, estomago y apetito que debe de ajustarse a una menor cantidad.

  • Es recomendable disminuir gradualmente la cantidad de cafeína y azúcares unos días antes de comenzar el ayuno para poder sobrellevar mejor el malestar inicial que puede ocurrir en la etapa inicial del ayuno si se acostumbra ingerir regularmente grandes cantidades de de estas sustancias.

  • Pedirle fortaleza al Señor para poder mantener el ayuno durante los 21 días.

2. ¿Qué hacer durante el ayuno? 

  • Debemos mantener nuestros hábitos de higiene. 

  • Mantenernos bien arreglados como siempre. 

  • Interceder por las peticiones que están en nuestro corazón y de la Iglesia.

  • Tomar constante Agua a temperatura ambiente. 

  • Si tu trabajo es muy intenso, debes de realizar solamente ayunos parciales, o limitar tu ayuno a los fines de semana

  • Por lo general los estudiantes, amas de casa, y trabajos que no requieren de gran desgaste físico pueden ayunar por periodos de tiempo más prolongados.

3. ¿Qué hacer después del ayuno? 

  • Antes de tomar los alimentos con los que vamos a romper el ayuno, agradeceremos a Dios por la fortaleza que nos dio para concluirlo y su respuesta a nuestras peticiones. 

4. ¿Qué y cuánto se debe comer al romper el ayuno? 

  • Lo ideal es comenzar con pequeñas porciones de comida, preferiblemente si son sopas y verduras cocidas, e ir aumentando gradualmente hasta alcanzar la normalidad. 

5. ¿Se puede trabajar y estudiar mientras se ayuna? 

  • Lo ideal durante un ayuno completo (los tres tiempos durante unos pocos días) es estar apartado del trabajo y del estudio, pero en el ayuno de Daniel, que es el que haremos, puedes llevar tu vida normal, evitando el ejercicio extremo y usar tiempo para orar. 

6. ¿Se puede ayunar estando enfermo? 

  • La experiencia que nos han reportado varios ayunadores es que esto sí es posible cuando se le ha pedido fortaleza al Señor y han consultado con su médico antes de entrar en ayuno. 

7. ¿Se puede tomar medicina al estar ayunando? 

  • Sí se puede sin que por eso el ayuno sea interrumpido, puesto que las medicinas no son un alimento. 

8. ¿Qué se puede hacer en caso de tener gastritis? 

  • En vez de agua se podrá tomar un refresco preparado con la mitad de un sobre de gelatina de cualquier sabor, disuelta en medio vaso con agua a la temperatura ambiente, o bien, preparar un sobre en un vaso con agua al que se le agreguen tres cucharadas de linaza en polvo y endulzarlo con miel de abeja. Estas bebidas, que son muy efectivas para calmar las molestias de la gastritis, las hemos usado mientras crece la fe en la persona. 

9. ¿Se puede mascar chicle o comer dulces? 

  • No es aconsejable hacerlo, pues se genera saliva y ácidos en el estómago que podrían irritar el epitelio gástrico, provocando incomodidad estomacal. 

10. ¿Qué hacer cuando se recibe una invitación a comer estando en ayuno? 

  • Podemos agradecer y contestar gentilmente que no tenemos hambre, lo cual es cierto, pero que sí podemos aceptar algo de beber. Y si es una ocasión o festividad especial en la que se sabe de antemano que se va a celebrar con una comida, vayamos preparados con algún tipo de “snack” de los alimentos permitidos en el ayuno de Daniel. 

11. ¿Qué podemos experimentar físicamente al estar en ayuno? 

  • Algunas veces se puede experimentar ciertas incomodidades pasajeras como dolor de cabeza, mareo, agotamiento, leve dolor de estómago, leve malestar general, mal humor, mal aliento. 

12. ¿Qué podemos hacer para resolver o prevenir estos síntomas pasajeros? 

  • Tomar bastante agua al tiempo. Y para el mal aliento, cepillarse bien la lengua, para remover la capa blanquecina que se acumula sobre ella. 

Iglesia
vidaabundante

+52 (627) 522 3150

contacto@vidabundante.TV

Av. Antonio Ortiz Mena #268

Colonia Las Quintas, Hidalgo del Parral, Chihuahua 33860

  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon

INFORMACIÓN

©2019 Vida Abundante de Parral